EL SAUCE FATIDICO


Don Pedro, dueño de un fundo que queda cerca al campo de aviación, solía venir todas las tardes en su caballo a visitar a su novia, que vivía en la ciudad de Cajamarca. Nunca, hasta entonces, le había sucedido nada, por lo que no se preocupaba de nada.

Un día regresaba a su fundo, después de visitar a su novia, algo más tarde que de costumbre, aprovechando la claridad de la noche de Luna llena.
Concentrado en sus pensamientos amorosos y cavilando la manera cómo iba a recibir a su novia al día siguiente, sábado, en su fundo, seguía su camino al paso del caballo. De pronto, levantó la mirada y vio el árbol de sauce que crecía cerca de su fundo, lo cual lo animó a poner al trote a su cabalgadura. Después de algún rato, volvió a levantar su mirada y de nuevo vio el mismo sauce.

Entonces pensó que se había equivocado de árbol, y sin mayor preocupación siguió su camino. Después de un buen rato volvió a detenerse para ver en dónde se encontraba, y nuevamente se encontró junto al sauce 
que viera la primera vez. 

Tal situación lo intranquilizó por completo, y no creyendo que se trataba de una mera coincidencia, dio de voces llamando a los habitantes de una pequeña chocita que se encontraba cerca del camino. A sus llamados acudió una campesina ya anciana, quien le preguntó la razón de su llamado, a lo que el hombre le contó todo lo que le había ocurrido. Entonces la viejita le dijo: "Niñito, es el duende que se ha antojado de Ud.; yo lo llevo, no se preocupe". Y procedió a jalar al caballo de las riendas, conduciéndolo hasta la misma casa-hacienda y salvándolo así del embrujo del duende que moraba en el sauce fatídico.
Comparte en Google Plus

PLSDL Por Las Sendas de Latinoamerica

Esta pagina esta creada para la difusion de la Musica Andina Latinoamericana, por lo que los discos que estas descargando son totalmente libre, con el afan de seguir difundiendo nuestra musica. PLSDL
    Blogger Comment

Gallery